sábado, marzo 17, 2007


este es mi cocodrilo, casi siempre va conmigo a todas partes, también hago cosas con él que aquí no voy a explicar, no porque no sean interesantes sino por otra razón.
bien, la cosa es que los cocodrilos me fascinan de una manera extraña, yo no vivo en un lugar donde sea corriente ver cocodrilos, pero como te digo siento una extraña fascinación, me gustan y creo que son sensibles e inteligentes, esto es una intuición, pruebas de ello no tengo.
bien, el otro día en una sala de espera ojeando una revista me enteré de que maria felix, de la que se poco o nada salvo que era hermosisima, también se sentía atraida por estos animalitos, de hecho cartier le diseñó un collar que eran dos cocodrilos elaborados de esmeraldas y brillantes amarillos, vi esa joya y psss no estaba mal, pero qué quieres que te diga? yo prefiero mi humilde cocodrilo de plata a los de cartier. y es que así somos los caballos, a menudo desechando dádivas por algo a priori de menor valor.
tal vez los caballos desesperen a los dioses.
mirada verde, verde cocodrilo.

Etiquetas: ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home