lunes, abril 25, 2016

a ti te lo puedo contar...
tengo en el alma pena y rabia a partes iguales o quizá un poco más de pena; hace unos días, el 21 de abril para ser exactos murió prince, dicen que sobre las 10 de la mañana.
las primeras horas no acabé de creerlo y seguí funcionando bien, pero unas 36 horas más tarde mientras se hacía una paletilla de cordero en el horno no pude evitar llorar y llorar cuando por fin me di cuenta de que ya no lo volvería a ver más ni escuchar nada recién hecho por él -por ese lado poco a reprochar, ha sido de lo más prolífico- pero joder que rabia y pena me da. entiéndeme para mí prince era como jean-sol partre para chick en la espuma de los días de boris vivan.
dicen que las heridas se curan pero yo te aseguro que algunas jamás.
se que por más que lo intente nunca podré agradecerle tanto cómo tanto me ha dado.

mamá, papá, amadita, vosotros que habéis pasado por ello si podéis buscadlo y disfrutad de él.