martes, marzo 06, 2007

creo que cada cosa ocurre en su tiempo, cuando debe ocurrir, y todo nace de su necesidad aunque conscientemente no sepamos.
por eso hoy no me he llevado la contraria cuando después de comprar un periódico lo he tirado a una feliz papelera a los veinte pasos de tenerlo en mis manos. hoy no, hoy no quiero leer mentiras ni verdades en titulares que esconden aún más verdades sacrificadas por éstas.
hoy es uno de esos días en los que todos los hijos de puta deberían llorar mientras los ángeles y héroes se ríen como siempre lo hacen, con verdad. y las nubes deberían descargar sobre la tierra y que lloviese, que lloviese mucho, para limpiar la suciedad.
me gusta, a veces, sacar la cabeza por la ventanilla mientras conduzco, hoy pasando por la nueva caserna de bomberos, en una bonita curva y sobre un asfalto nuevo y negro lo he hecho, han sido pocos metros, pero los suficientes como para saber que no he de dejar de luchar, no he de dejar pasar ni una.

1 Comments:

Blogger el paseante said...

Apenas compro periódicos. Así evito malgastar la celulosa en las papeleras (a ver si reciclas!!!) y leer acerca de hijos de puta, de ángeles y de héroes. Todos tenemos algo de eso en nuestros genes.

marzo 07, 2007 2:41 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home