viernes, febrero 23, 2007

yo, persona pacífica y amable por naturaleza y convicción tengo uno de esos días en los que de lo más profundo de mi ser brota una incomoda necesidad de ser mala, y, controlándola en la vida real, la dejo escampar en la imaginación y entonces me imagino, por ejemplo, atropellando con toda la mala leche a esa paloma que se me cruza cuando conduzco, o pateándola cuando me la cruzo caminando, y si es la paloma de la paz pues mejor que mejor. pero la cosa no queda ahí, no. sigo? mejor no.
es viernes y los viernes mucha gente se siente feliz, no voy a ser yo la que les estropee el día, no soy de esas. pero que sepas que si el mundo estalla en mil pedazos me da igual, como si lo hace en mil uno, también me da igual.

Etiquetas:

1 Comments:

Blogger el paseante said...

Uno de mis animales preferidos son las palomas. Así que deseo que mañana tengas un pequeño recuerdo de su parte en tu chaqueta. Y si puede ser más de uno, mejor.

:-)

febrero 24, 2007 12:12 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home