martes, febrero 20, 2007

acto I
hace unos días mientras mi espíritu tenia necesidad de ordenar pensamientos y sentimientos, en otro lugar, digamos que en otro espíritu, ocurrió algo que posiblemente lo cambie todo. así tipo babel, ya sabes.
estoy metida en un lío de difícil desenredo, aunque confío en mi saber hacer y en que los dioses, tan buenos ellos, me ayudarán.
hace tiempo aprendí que no hay soluciones, sino fuerzas en marcha, y, dependiendo de hacia donde las dirijamos, llega ésta o aquella solución.
acto II
esta mañana yendo hacia el trabajo casi lloro, pero no ha sucedido y todo porque echo de menos encontrar a alguien que sea digno de mi amor, alguien al que no le de igual veinte que ochenta.
acto III
toda creación humana es de una debilidad merecedora de tristeza, lo sé, pero ¿tú no echas de menos sentimientos y seres auténticos, duraderos, profundos, dignos, con hambre y sed de ser cada día mejores? yo sí, y una vez más, aunque no tocada de muerte, la vida me ha dado una hostia que si no fuese porque hace años, tras una rotura, me puse un corazón irrompible me hubiera de nuevo roto el corazón.
acto IV
pero no me doy por vencida, nunca, que te den, que os den -a los malos, a los sin principios- yo no soy como vosotros y no podéis conmigo, os compadezco porque cualquier hijo de puta egoísta es merecedor de mi lástima, porque no tenéis nada, porque nada dais.
placer y felicidad efímera a costa del dolor y la infelicidad del prójimo, satisfacción plana, superficialidad. uh uh uhhhhhhhhhhhhh.

espero que tú, dearly lector, no seas uno de ellos.
y se acabó.

Etiquetas:

2 Comments:

Blogger Ilse said...

Be, yo te entiendo perfectamente, pero a veces me da miedo decirlo por temor a parecer que me siento mejor que los demás (que algunos demás). ¿Pero sabes qué? Que sí, que somos mejores. Que efectivamente, y sin creer en ningún Dios justiciero, la vida le da a cada uno lo que se merece, y si no, es igual, tendremos la satisfacción de sentirnos enteras, de sentirnos llenas, aunque quisiéramos, si no vaciarnos, si dar lo que tenemos. De todos modos... ¿estás segura de que no hay nadie digno de tu amor? Seguro que sí.

febrero 21, 2007 3:49 p. m.  
Blogger be said...

se de que me hablas, yo me siento superior por el hecho de ir mostrando mi corazón, como cuando tyson en los combates iba hacia su contrincante sin cubrirse la cara con sus puños, luego pasa lo que pasa... : ) que te dan unas hostias...
supongo que al por mayor la humanidad entera es digna de mi amor, pero así al detalle me temo que mi destino sea vivir sólo amores perros.

bienvenida a verdad-limite.

febrero 21, 2007 9:40 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home