martes, febrero 13, 2007

estaba paseando, también jugaban mis pies con las baldosas y escalones de las aceras, me paré en un escaparate lleno de zapatos y pensaba cual de ellos correría más y cual menos. aposté a que los que más corrían eran unos rojos de ante y los que menos unos marrones de cuero. estaba yo satisfecha de mi apuesta cuando al levantar la mirada vi reflejado en el cristal a un tipo que estaba mirando al mismo punto que yo. los 20 segundos siguientes no hice nada, lo lees bien, nada, ni respirar, después como tenía que ser, hice una profunda respiración y di un paso lateral, así a lo cangrejo, él hizo lo mismo, en la misma dirección.
seguí quieta, pero esta vez respirando, el tipo dio un paso al frente, acercó sus labios a mi oído izquierdo y me dijo muy bajito ¿quieres jugar?
yo me toqué la oreja derecha, no sé por qué, supongo que eso fue cosa de mi espiritu contradictorio y cuando iba a decirle que sí negando con la cabeza, se fue.
tengo la corazonada de que volveré a verle.

Etiquetas: , ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home