miércoles, junio 23, 2004


tengo en la cabeza incrustados los recuerdos de las muertes que no vi, y en el alma anclados los momentos de tristeza...

qué de agua me cayó ese día e n c i m a

(...)
Las cosas que vemos son las mismas cosas que llevamos en nosotros. No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría.

[herman hesse · demian]

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home