viernes, julio 16, 2004

los libros te llaman, es verdad.
hubo una epoca en la estaba un tanto dispersa y perdida, no vacía pero sí hastiada sin querer reconocerlo.
mi hermana me dijo leete los alimentos terrenales, así volverás, porque es para ti.
bien, me fui a mi libreria favorita y encargué el libro, pues no lo tenian. el libro llegó y por fin me hice con él.
abrí la primera página leí el primer párrafo y dije: buah puaj, y lo cerré. y ahí se quedó. un único párrafo me hizo tildarlo de pasteloso.
pasaron meses, bastantes.
y un buen día noseporquérazón abrí los alimentos terrenales para no volverlo a cerrar jamás, y jamás como siempre es mucho tiempo, no sé si me explico.
con esto quiero decirte que no hay libro más delicioso que ese; auna filosofía y poesía, filosofía poética o poesía filosofíca lo que prefieras, a fin de cuentas poetas y filósofos son la misma cosa.
 
ese libro me reafirmó en mi hedonismo activo y mi en alegre disponibilidad efimera.

 
ante ciertos libros, uno se pregunta: ¿quién los leerá? Y ante ciertas personas uno se pregunta: ¿qué leerán? Y al fin, libros y personas se encuentran. andré gide.


0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home