lunes, octubre 01, 2007

confieso, ayer hice algo de lo que no me siento orgullosa, cometí una maldad que a la vez es una estupidez, espero que los dioses me perdonen, y yo, espero perdonarme también. el sentimiento de culpa hizo aparición y empezó la angustia. salvando las distancias, recordé a rodia, de crimen y castigo; y a sinclair de demian, los dos se ponían enfermos literalmente por ese sentimiento, pues bien, yo no quiero ponerme enferma. pagaré lo que tenga que pagar y me propongo dejar atrás actitudes estúpidas y débiles. ¿eso es arrepentimiento? pues vale, seré dos veces miserable. ¿quien fue el que dijo que arrepentirse es ser dos veces miserable? no sé no sé.

Etiquetas:

1 Comments:

Blogger el paseante said...

Qué pesado es ese sentimiento de culpa que nos ha marcado a fuego en el cerebro la tradición judeocristiana! Qué pesadez de sentimiento!

octubre 07, 2007 1:03 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home