miércoles, noviembre 14, 2007


Los hombres tienen autoridad sobre las mujeres en virtud de la preferencia que Allah ha dado a unos sobre otros y de los bienes que gastan. Las mujeres virtuosas son devotas y cuidan, en ausencia de sus maridos, de lo que Allah manda que cuiden.¡Amonestad a aquéllas de quienes temáis que se rebelen, dejadlas solas en el lecho, pegadles! Si os obedecen no os metáis más con ellas (4,34). (Al-rijal qawwamun 'ala-n-nisa...4,34).

dicen que la dominación que padecen las mujeres en el mundo islámico no es responsabilidad de las escrituras del corán sino de su interpretación, por más que me pongo no logro dar una interpretación positiva al texto, a ver si va a ser porque soy mujer...

puede que las mujeres musulmanas no sientan la opresión a la que estan sujetas, cosa normal, quien puede echar de menos lo que no ha tenido?

es necesario proteger los derechos humanos de las mujeres, que son una expresión de la dignidad humana, los derechos humanos no son simples inscripciones en marmol o parrafos de una ley o constitución, son un proyecto y un camino común que hay que recorrer, sólo se mantendrán en pie mientras una gran mayoría de nosotros contribuyamos con nuestra conciencia y nuestros actos a mantenerlos.

2 Comments:

Blogger Eratóstenes Horamarcada said...

"Si fuere sorprendido alguno acostado con una mujer casada con marido, ambos morirán, el hombre que se acostó con la mujer, y la mujer también; así quitarás el mal de Israel".
Deuteronomio 22:22.

Yo sé que más de uno y una aprueban que se haga esto con los "cheaters", hombres y mujeres adúlteros, pero otros diríamos que en nuestros tiempos debería ser intolerable. Ningún país cristiano hace caso del Deuteronomio. Sin embargo, está en nuestra Biblia, en nuestro libro sagrado.

En cambio, el castigo por lapidación para los adúlteros no se encuentra en el Corán: es enteramente invención de las jerarquías religiosas de ciertos países musulmanes (no todos).

Esto que acabo de decir no significa que no haya recomendaciones crueles en el Corán, como has escrito en tu post, y tienes razón.

Mi opinión... Para decirlo cínicamente y en pocas palabras, lo que le falta al Islam es llegar al nivel al que hemos llegado dentro de la cristiandad: ignorar el libro. Y que surjan teólogos tan ingeniosos como los nuestros para que encuentren salidas ingeniosas como "es que eso no es lo que Dios quería decir".

noviembre 15, 2007 12:04 a. m.  
Blogger el paseante said...

Hay que ser muy lelo para regir tu vida de acuerdo a unas escrituras de hace siglos o milenios.

Hay que tener muy pocas luces para creer que puedes someter, maltratar, insultar, pegar, asesinar... a una mujer o a quien sea.

Como pones en tus etiquetas: puta gente.

noviembre 18, 2007 8:09 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home