martes, abril 10, 2007

no sé si puedo creer todo lo que me dices, no porque crea que mientas, sino porque no estoy del todo segura de que en realidad seas tú. ojala, ojala fuese cierto. de todos modos es bonito oírtelo decir, y bonito imaginarlo.

me inspiras... ideas y emociones, fondos y formas, idas y venidas, vueltas y revueltas, roturas de cristales salpicantes de luz y silencio. y sé que sabes volar.
cada vez estoy más convencida de que el mayor éxito, la mayor inteligencia es la que nos encamina a la felicidad, a la alegría de vivir, a la de estirar fronteras, a la de buscar lo bello, lo verdadero, lo bueno...
las decepciones pueden ser grandes pero más grandes somos nosotros, así que adelante sin miedo.

estos pasados días he estado cerca del mar, lo veo a lo lejos, y me está pasando cómo cuando voy a madrid y no voy a ver la estatua del angel caido. luego no me lo quito de la cabeza.
----------------
hoy mientras desayunaba he leído una entrevista en el periódico a luc ferry, ex ministro y filosofo francés, la cosa es que le preguntaban que para qué servía hoy la filosofía, él de entrada contestaba que para lo mismo que ayer, que la cuestión es llevar una vida buena y para ello es fundamental superar los miedos, principalmente el mayor de todos ellos: el miedo a la muerte, la propia y la de los nuestros, concluía que mientras estamos afligidos por el miedo no podemos acceder ni a la libertad ni a la generosidad. yo estoy con él, así es.

bertrand russell tiene un libro en el que en el último capitulo habla sobre la función de la filosofía -si es que la hay- y sobre la relación que puede haber entre filosofía y vida práctica o social. según él, el valor de la filosofía no hay que encontrarlo en su valor práctico, que es nulo, sino en el efecto que produce sobre los espíritus que se dedican a ella. es por tanto la filosofía una disciplina que sólo puede tener efectos en la vida social y práctica de manera indirecta, como consecuencia del cambio en la manera de ser de los que gustan de la filosofía.

Etiquetas: , , ,

1 Comments:

Blogger el paseante said...

Un día de estos, los poderes públicos (por orden del mundo empresarial) van a prohibir la filosofía porque pensar en temas abstractos nos aleja del verdadero sentido de la vida: producir y consumir. Y enriquecerles a ellos, obviamente.

abril 11, 2007 11:19 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home