miércoles, abril 02, 2008

últimamente siento la carga de la responsabilidad y la irresponsabilidad, también me molesta cierta asimetría que espero saber corregir con reciprocidad y algo más.

me he encontrado con carles y ha venido a casa a hacerme la cena, porque yo no puedo salir y él cocina muy bien, cenaremos crema de aguacate y dorada a la sal, me ha dicho.
la crema de aguacate parecía una salsa y como que no, sin embargo la dorada estaba exquisita.
hemos hablado, hemos divagado, he salido del monologo interior, y tengo la sensación de que a él le ha ocurrido lo mismo, ha sido terapeutico, siempre es fácil hablar con él.
en los últimos tiempos mis conversaciones fuera del trabajo se reducen a las cuidadoras de albert, cajeras de supermercado, médicos, vecinos, familia y poco más, supongo que ser madre de un niño de casi tres años conlleva estas situaciones o tal vez no sé montármelo mejor.
he de solucionarlo y tengo ideas.
he de llegar a ese punto en el que lo único que me baste sea confiar en mí.

Etiquetas: , ,

2 Comments:

Blogger el paseante said...

Hay que ver con las chicas modernas. No sólo conseguís que un tipo se ponga el delantal para vosotras; encima criticáis nuestras maravillosas cremas de aguacate.

Espero que llegues a ese punto de confiar en ti.

abril 04, 2008 12:35 a. m.  
Blogger Iconoclasta said...

Nada se compara a tener un hijo. De cualquier cosa llegarás a arrepentirte algún día menos de ser madre.

Tu que eres mujer no reniegues de lo único que nosotros no podemos hacer: tener un hijo sin necesidad de que alguien mas esté de acuerdo.

Tiene su parte de responsabilidad pero las satisfacciones no se comparan con los malos ratos.

abril 07, 2008 12:07 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home