jueves, septiembre 27, 2007

sí, llegan las 7 de la tarde, el día laboral ha sido duro e insatisfactorio y piensas, oh! bien, ahora, estas horas son mías, son para mí, pero ah! las cosas no marchan cómo tú quisieras, y te preocupas, y te ocupas de esto y esto otro.
no queda más remedio que pensar en la realidad y cómo se construye.

Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home